jueves, 23 de noviembre de 2006

¿¿Los alienígenas podrían atacar en cualquier momento??

Ahora es cuando el lector piensa que esto ya es demasiado ¿verdad?

Lo mismo pensé yo cuando, vía Don Calladito, leo un artículo en el periódico Daily Mail, en el que Nick Pope asegura que "los alienígenas podrían atacar Gran Bretaña en cualquier momento". Y pensará el lector justo antes de cerrar esta página... "¿Y quién carajo es Nick Pope?"

Pues resulta que es un antiguo alto cargo del Ministerio de Defensa británico, ni más ni menos. Breves datos biográficos: trabajó en el Ministerio de Defensa desde 1985 y, a pesar de su esceptiscismo de entonces, le encargaron una sección dedicada a investigar avistamientos, los famosos círculos en las cosechas, abducciones... Los 'Expediente X' ingleses, hablando en plata.

Este mes, Noviembre de 2006, ha dimitido de su cargo porque considera que han cerrado los proyectos en los que trabajaba, pese a que él mismo ha acabado convencido de que existe y es absolutamente real el fenómeno OVNI. Desde su dimisión ha seguido divulgando el tema a título privado, con permiso del Ministerio de Defensa.

Lo que dice básicamente Nick Pope, que tiene un Sitio Web personal, es que aunque no hay pruebas de que sean hostiles, no se puede descartar por la capacidad que tienen esos "aparatos" en cuanto a velocidad, maniobrabilidad, etc. etc. Cita en la entrevista también un avistamiento sobre una base de la Fuerza Aérea Británica (la RAF) en la que los testigos eran todos militares.

Vale, a priori la moraleja es "los OVNIS existen, se sabe más de lo que se dice, nos ocultan cosas". No obstante, leyendo las Preguntas Frecuentes en su sitio Web, obtenemos las siguientes informaciones:
  • Lejos de prohibirle divulgar esto, el Ministerio de Defensa comprueba previamente sus libros antes de dejarle publicarlos.
  • No ha salido del Ministerio de Defensa, donde desempeña ahora otra labor que no puede revelar.
  • Como empleado del Ministerio de Defensa, firmó una claúsula de no revelación de documentos secretos, claúsula que no ha roto al no utilizar material clasificado como secreto en sus libros y charlas.
Con otra perspectiva: un alto cargo del Ministerio decide saltar a la palestra a hablar abiertamente de OVNIS, sus "jefes" lo saben y lo permiten, aunque aparentemente la postura de Pope es de indignación porque se hayan "cerrado los Expedientes-X". No hay ninguna postura oficial respecto a las declaraciones de Pope, o yo no he podido encontrarlas. Se entiende que el que calla otorga... Si con lo que puede publicar ya causa revuelo, ¿qué otras cosas sabrá que no puede publicar?

Mi postura es que desde el Gobierno británico se permite esto. Y ningún Gobierno permite nada que pueda ir en su contra o, mejor aún, nada que no sea a su favor. ¿Por qué permiten que sepamos esto? ¿Nos preparan para algo?

Porque suena a whistleblower (alguien que denuncia algo desde dentro) pero con sello oficial. ¿Cómo se puede denunciar y seguir trabajando allí?

1 comentario:

Buje dijo...

“Nadie hubiera creído, en los últimos años del siglo XIX, que a nuestro mundo lo observaban minuciosamente inteligencias mayores que las del hombre, aunque mortales como él; que, mientras los hombres se ocupaban de sus diversos asuntos, alguien los vigilaba y los estudiaba, quizá tan detalladamente como un hombre con un microscopio podría vigilar a las pequeñas criaturas que medran y proliferan en una gota de agua. Con infinita complacencia, los hombres fueron de un lado a otro por el planeta ocupándose de sus pequeños asuntos, seguros de su dominio sobre la materia. Tal vez los microbios que vemos al microscopio hacen lo mismo. Nadie pensó que los mundos más antiguos del espacio pudieran ser fuente de peligro para la humanidad. Sólo pensamos en ellos para desechar la idea de que pudieran albergar vida. Es extraño recordar los hábitos mentales de aquellos días. Cuando mucho, los hombres se imaginaban que en Marte vivían otros hombres, quizá inferiores a ellos y dispuestos a recibir emisarios terrestres. Pero a través de las enormes distancias espaciales, unas mentes que son a las nuestras como las nuestras a las de las bestias, unos intelectos vastos, fríos y crueles, miraban a la Tierra con envidia, y, lenta pero inexorablemente, fraguaron planes contra nosotros. Entonces, a principios del siglo XX, se produjo la gran revelación”.

H. G. Wells
La guerra de los mundos
(18XX)

Escucha el famoso programa de Orson Welles (en inglés)