martes, 25 de marzo de 2008

Números

Víctimas 11-S, pistoletazo de la guerra del terror: 2.973 personas.
Aniversario: 5 años de la invasión de Irak.
Víctimas en la guerra de Afganistán, primera consecuencia: 5.100 en 2007, 4.019 en 2006, ni siquiera he conseguido encontrar un total.
Víctimas de la guerra de Irak: 25.000, contando sólo civiles. 4.000 soldados muertos americanos.

No se me ocurre nada que pueda justificar la muerte de 50.000 personas (tirando MUY a lo bajo)... ni nada que pueda justificar que la prensa justifique eso. Ni guerra contra el terror ni petróleo ni "un mundo más seguro"... Es un genocidio, multinacional.

Toda esa gente son personas con nombre, apellidos, novios de instituto, sueños, risas, lugares favoritos, aficiones, juegos, hijos, planes de futuro. No son números, son gente que nació con la mejor de las intenciones en algún momento.

A lo mejor si hicieran documentales de esos en los que habla su familia, salen sus fotos de pequeño, los lloros de sus amigos en sus funerales, la mierda de medios consiguen que los veamos como personas en lugar de como "bajas". Luchemos contra nuestra insensibilización obligatoria ante la muerte de gente lejana.

3 comentarios:

Camiseta a rayas dijo...

Te ha quedado un pelín demagógico, pero en líneas generales estoy de acuerdo contigo. De todas formas, la guerra de Irak fue una decisión unilateral del señor Bush y acólitos (como Aznar), sin ningún tipo de legitimidad por parte de la ONU, ni de ningún otro organismo similar.

Dejando a un lado el tema de si fue una guerra ilegal, cosa que no ocurre en Afganistán, creo recordar que allí nuestras tropas están en "misión de paz", cosa que me parece muy loable y que evidentemente entraña riesgos para los soldados, están en una guerra, forma parte de su trabajo el peligro de que en cualquier momento pueden morir. Con esto no quiero decir que sus muertes no sean lamentables, que lo son.

No quiero extenderme mucho (demasiado tarde creo), pero aparte de lo que he dicho, me parece que todas las guerras deberían ser ilegales (el término "guerra legal" me parece casi contradictorio), y que ojalá se acabaran todos los conflictos bélicos del mundo (aquí me sale la vena utópica), por pedir, que no quede.

Bienvenido de sus vacaciones :)

Ramón de Mielina dijo...

¡Estoy en contra de todos los reportajes lacrimógenos que apelan al sentimentalismo para hacernos soltar la lagrimilla! Me parece que se quedan en eso, en un melodrama, que es lo que pasa con las películas del tío-gordo-con-gorra-que-se-cree-la-leche-y-el-más-progre-de-USA-y-del-mundo.

Cuando te cuentan cómo se seleccionan las noticias, sobre todo las de desgracias, lo que básicamente te dicen es: 1. Cuanto más cercano, más noticia 2. Cuantos más afectados, más noticia

Estamos insensibilizados ante la muerte porque estamos saturados de imágenes de niños que mueren de hambre, de cadáveres amontonados llenos de moscas y de ejecuciones en directo.

Camiseta a rayas dijo...

Demasiada información, desinforma. Estamos insensibilizados totalmente porque nos han saturado con todas esas desgracias, estoy totalmente de acuerdo con Ramón.
Aunque he de reconocer que el ser amante del cine de "hostias", gore y altamente violento en mi caso, ha precipitado esta insensibilización. Aysss, la culpa es de Tarantino, pero es que no lo puedo evitar, me encanta! xDDDD

(¿Este comentario ha quedado un poco psicópata- sádica? En realidad no me preocupa :P)

Muaaaaaaaaaa