jueves, 28 de febrero de 2008

Cutrelecciones de nuevo

Ya casi las echábamos de menos, ¿verdad?

Las elecciones son el mecanismo que utiliza el Sistema para hacernos sentir partícipes de las decisiones que afectan y gobiernan a nuestras vidas: las leyes, nuestros derechos, nuestras obligaciones. Evidentemente, nuestra participación real es, cómo decirlo suavemente... nula. Si no estás de acuerdo en esto, pregúntate: ¿podemos sugerir leyes a los Gobiernos, o introducir cambios en las que proponen? No me refiero a la oposición, me refiero a ti. Véase como ejemplo las manifestaciones en pro del Derecho a una Vivienda. ¿Han tenido algún efecto? Cero absoluto.

El objetivo fundamental en unas elecciones es la perpetuación del sistema. Es decir, se trata de que la cosa siga como hasta ahora, especialmente las reglas fundamentales del juego, que son cada vez más similares en todos los países de nuestro entorno:
  • Bipartidismo.

    Es mucho más fácil para la gente elegir entre Coca Cola o Pepsi. Los partidos minoritarios se usan como "bisagras", y es virtualmente imposible que aparezca uno nuevo con posibilidades de gobernar. En Estados Unidos, demócratas y republicanos, en Inglaterra, laboristas y conservadores. En casi toda Europa, socialista y populares (democristianos). Además ahora todos son "de centro". ¿Por qué no se unen?

  • Los debates se limitan a lo que "es debatible", pactado entre los dos grandes partidos.

    No podemos debatir si queremos monarquía o no, no podemos debatir si queremos pertenecer a la Unión Europea, no podemos debatir si queremos pertenecer a la OTAN, no podemos debatir sobre la corrupción galopante que afecta a los precios de las viviendas, no podemos debatir sobre si Al Qaeda existe, no podemos debatir sobre si queremos que nuestro Ejército esté haciendo "misiones de paz" por el mundo... La lista es interminable, pero para terminar con una que realmente te afecta, piensa lo siguiente: las hipotecas, la mayoría, se ven afectadas por el Euribor, una tasa de interés que establece el Banco Central Europeo (BCE). Bien, quizá no sabías que el BCE es un organismo independiente que no responde ante nadie y no es elegido por los ciudadanos. A lo mejor nos gustaría que las decisiones de esa gente, no elegida por nosotros, no nos impidiera tener la casa que queremos. ¿Es debatible? No. Ambos partidos apoyan la integración en la Unión Europea.

  • La "campaña" se basa en demagogia pura, y básicamente en estupideces.

    No se trata de informar a la gente, se trata de convencerles de que mi producto es mejor que el otro. Exactamente igual que hacen los fabricantes de coches, diseñadores de ropa o vendedores de productos de limpieza. Cualquier táctica es buena para ganar, no hace falta que sea verdaderamente importante, ni siquiera hace falta que sea cierta. En el primer debate, Rajoy y Zapatero esgrimían sus argumentos y la mayoría de las veces el adversario ni siquiera entraba a contradecirle. Cada uno escupía por la boca su retahíla de datos macroeconómicos, sus porcentajes, sacaban sus gráficas impresas para niños con grandes colores, y listo. Decían una cosa y la contraria y seguían como si nada, con el moderador permitiéndolo por supuesto. Un insulto a la inteligencia.

  • Las aparentes "diferencias" son sólo estrategias de hacer su marca más única.

    Por ejemplo, Zapatero sacó a España de Irak porque había su gran promesa y porque era ilegal, etc. etc... ¿Y qué hacen soldados españoles en Afganistán? Zapatero hijo mío, no olvides que fue otra guerra que hizo Bush por cuenta propia, para buscar al famoso Bin Laden que por supuesto no encontró, o para derrocar a los talibanes, exactamente igual que derrocó a Sadam. En un sitio sí, en otro no.

    ¿Otro ejemplo? Recordáis el maremoto que montaron los populares con el matrimonio homosexual, seguro. Lo lógico sería pensar que, después de tanta algarabía y tanta manifestación, anulen esa ley en cuanto ganen ¿verdad? Pues no, no piensan derogarla. Vamos que aquella trifulca fue, ni más ni menos, que imagen de marca.

  • El objetivo de cualquier político es muy sencillo: GOBERNAR.

    Un político es una persona que, en el caso de la mayoría, lleva años y años sin trabajar en una empresa normal. Son superfuncionarios, chupan de la teta del Estado. En el camino, hacen todo tipo de contactos, se convierten casi en "aristócratas", con lo que solucionan prácticamente su vida y la de su familia. Como su trabajo es la política, el cargo más alto al que puede aspirar es a gobernar algo, no importa cómo, no importa dónde, no importa a quién. La oposición tiene que jugar su papel, porque en cuatro años tiene oportunidad de llegar a donde ha llegado el otro. Mientras tanto, otros cuatro años "trabajando", cobrando su dineral por ir de vez en cuando al Parlamento y eso sí, con la frase breve en la boca cada vez que hay una cámara delante. Eso es visibilidad de la marca, que no se olviden de uno.
Básicamente puedes elegir entre mierda y caca, o susto y muerte, como prefieras. Lo realmente importante es común en ambos partidos, y el caso que te van a hacer si no te gusta lo que ves es el mismo, cero.

Al final, en lo que están de acuerdo, es en que hay que movilizar a la gente. Evidentemente, si no vamos a votar ninguno se les cae el chiringuito que tienen montado porque sería la prueba de que ya no engañan a nadie. Si tienes tu voto decidido, enhorabuena. Será tu aportación para que la maquinaria siga funcionando.

Por cierto, no puedo evitar comentarlo: hay una crisis en ciernes, peligro de recesión, en resumen, estamos jodidillos o lo vamos a estar... ¿Todos? Todos no, las grandes empresas siguen presentando resultados espectaculares. Está claro que las crisis no afectan por igual a unos y a otros.

Como decía el graffitti, medio en serio medio en broma: "LA LUCHA DE CLASES HA TERMINADO. HEMOS PERDIDO".

1 comentario:

una opinión como otra cualquiera dijo...

No creo que la solución esté en NO votar... con eso no ganas nada... Hay que ir a votar, por suerte vivimos en una democracia (mejor o peor) y debemos votar. Si no estas de acuerdo con nada de lo que te ofrecen VOTA en blanco, así muestras tu inconformismo con los partidos políticos.