viernes, 15 de diciembre de 2006

No soy (feliz navidad)

NO SOY la cazadora que llevo, los zapatos que calzo o lo novedoso de mi ropa, si es nueva. No soy lo "bien que me quedan los pantalones" o lo mal que me quedan, en su caso.

No soy el coche o la moto que uso para moverme de un sitio a otro, por muy "bueno" o "malo" que sea. No soy los caballos de potencia del motor, no soy las llantas de las ruedas, no soy el navegador de a bordo.

No soy mi teléfono móvil, ni mi iPod, ni mi ordenador portátil ni mi televisión último modelo.

No soy la casa en la que vivo, los "metros que tiene mi piso" o la zona donde lo compré o alquilé.

No soy las cenas fuera de casa que me permito, ni los viajes de fin de semana, ni los destinos raros en vacaciones, ni los hoteles donde las paso.

No soy el tabaco que fumo, las bebidas que prefiero o la comida que más me gusta.

No soy la música de moda que escucho y conozco, o la música underground que me hace diferente. No soy el cine que veo ni las series y programas de tele de las que soy fan.

No soy tampoco mi cuerpo, delgado o gordo, ni mi piel bonita o fea.

No soy la cantidad de personas del otro sexo que se interesan en mí. Ser o estar más guapo o feo no es yo.

No soy lo que otras personas, sean quienes sean, opinan que soy o debería ser. No soy tampoco la persona a la que amo, o a la que odio.

No soy siquiera el trabajo que tengo, no soy el dinero que ingreso al mes o, mejor aún, el que ingresa mi padre o mi pareja. No soy lo que he estudiado y tampoco soy mis aficiones, a lo que dedico "mi tiempo libre".

¿Que soy? ¿Qué somos? La suma de lo anterior dice mucho de uno, pero ¿eres eso?

Google no me ayuda esta vez, parece. Pero si no somos lo anterior, ¿por qué dedicamos a eso mucho o todo nuestro esfuerzo? ¿Por qué cumplir alguna de estas cosas nos hace sentir mejores? ¿Porque es lo único que hemos aprendido y lo único para lo que nos animan, quizá? Espero vuestros comentarios...

Antes de que me escribáis preguntando si estoy deprimido... no, no estoy depre. Es que estas fechas de Navidad y culto al shopping me han provocado esta reflexión... Parece que el bombardeo de anuncios ha tenido el efecto opuesto en mí del deseado, jejejeje. ¡Feliz Navidad!

(Nota: he añadido unas cuantas citas al panel derecho, creo que son bastante interesantes... pondría más porque es difícil elegir, pero dentro de lo que cabe siguen una línea y todas son comprobables en Internet. ¡Espero que os den que pensar!)

6 comentarios:

Buje dijo...

Buenas...

mmm, pues esto es lo que has conseguido... que decir, decir, no tenga mucho que decir. Quizás sí que pensar, porque me reconozco consumista, y mucho, aunque me consuela (o no) saber que hay gente muuuuuuucho más consumista que yo.

Diré que también me consuela saber que antes ni me lo planteaba y ahora al menos sí. He cambiado muchas cosas, por este motivo, como mi forma de vestir o, más bien, los lugares y las marcas que compro... aunque no dejo de sentirme culpable por otras muchas cosas, actividades y 'lujos' que me permito y que no me hacen ni mejor, ni peor... y algo aún más triste, ni siquiera diferente, aunque no busco la diferencia.

Lo que sí te puedo decir es que mi principal valor, por encima incluso de la familia o la novia (y sé que esto es fuerte decirlo y que una persona se puede sentir muy decepcionada) está la amistad. No presumo de tener muchos amigos. Precisamente de todo lo contrario. Presumo de tener 4 y cojonudos a los que no cambio por nada. Ellos dan sentido a todo lo que hago, compro, consumo, como, bebo, gasto...

Lo que dices me preocupa hasta cierto punto pero no mucho. Ahora, perder a mis 4 amigos me jodería mucho más que quedarme sin mi coche, mi moto, mi iPod, mis vacaciones, mi ropa chula, mis CDs, mis libros... En fin, sólo puedo daros las gracias.

Y por hacerme pensar, también...

GRACIAS. :-)

PS. No estoy 'fumao' ni llevo el 'pedo del amor'.

I follow my rules dijo...

Buenas nenes,
Obviamente no somos la ropa, el coche ni la casa que llevamos, traemos o permanecemos, respectivamente. Tampoco somos lo que piensan, dicen o miran los demás sobre nosotros.
Parece bastate claro que este asunto pertenece al ámbito de la filosofía, así que vamos a darle un poquito de filosofía de la buena al blog.

Lo único que puedo añadir a este asunto es un ejemplo muy básico:
Cuando un niño pequeño está aprendiendo a hablar, llamará a todas las cosas del mundo por su nombre genérico hasta que la experiencia vaya filtrando esas generalidades en los detalles de la realidad. Es decir, un niño que llame a un perro "guau", "mira papá, un guau", también llamará "guau" a un gato si nunca vió ninguno antes. El padre le corregirá y le dirá que no es un "guau", sino que es un "miau". Mediante este proceso de filtrado larguísimo de las cosas (el cerebro humano tarda entre 15 y 18 años en hacerlo, 24h-365d) es la manera en que vamos conociendo la realidad que nos rodea mientras nos desarrollamos como seres vivos, a lo largo de nuestra ontogenia.
¿Por qué cuento esto? Porque no es a través de nuestros sentidos (como sostenían los empiristas) ni a través de nuestro pensamiento (como sostenía Descartes, entre otros) como conocemos la realidad que nos rodea, identificamos los elementos del mundo e interactuamos con él... Todo eso lo hacemos con el lenguaje, que es previo a las concepciones mentales que tenemos de la realidad -las crea-, y es el elemento moldeador de nuestros sentidos.
No somos la ropa ni el coche ni el dinero, ni siquiera somos nosotros mismos.
Somos nuestro lenguaje, que nos explica y nos relaciona con la realidad.

Contestando un poco a Buje, lo que te une a tus amigos no es tampoco la ropa, el dinero, el cariño ni nada de eso. Lo que ha producido todo lo anterior es que compartís vuestro marco de referencia a nivel genérico y a nivel particular en todos esos temas; el marco de referencia de cada uno lo creamos con nuestro lenguaje.

Para saber más:
Recomiendo leer a Descartes (poquito), a Heidegger (algo), a Freud (bastante), a Bertrand Russell, Wittgenstein y el primer Chomsky (muchísimo) y a Platón, Aristóteles y los presocráticos (leedlos mucho, que os harán infinitamente más sabios).

I follow my rules dijo...

Dos cosas que me he olvidado de poner en el post anterior, en el calor de la creación literaria:

1- FELIZ NAVIDAD

2- Algunos links relacionados con el post anterior

http://es.wikipedia.org/wiki/Ontogenia

http://sincronia.cucsh.udg.mx/lengpens.htm

http://es.wikipedia.org/wiki/Gram%C3%A1tica_transformacional

http://es.wikipedia.org/wiki/Ludwig_Wittgenstein

Hay infinitas más, curraoslo, buscadlas, compraros libros y enteraros de todo, y luego me lo contáis ;-)

Eva dijo...

Siento no encontrarme en mi momento más inspirado para responder a tu pregunta de quien soy... qué soy... qué no soy...

Quería sólo preguntarte (y/o preguntaros) qué opinais acerca de la ejecución de Sadam. Por mucho que sea el mismisimo diablo... me ha repugnado y estremecido la noticia... máxime cuando no paran de sacar las imágenes... Qué alguien me explique en qué mundo vivimos porque no lo entiendo...

Hoy no me preocupa tanto el "quién soy yo" como el "quienes son los que dirigen el mundo con tan poca conciencia"...

Ponernos al nivel de los terroristas no nos hace mejores. No nos hace imponer la justicia, no nos hace hacernos entender. Ponernos a su nivel sólo nos hace engendrar odio en nuevas generaciones, en cabezas de niños que verán esas imagenes y generarán ideas que cuando crezcan se convertiran en represalias. ¿Sólo nos damos cuenta los jóvenes de ese tipo de cosas? ¿En qué piensan nuestros mayores? ¿En qué piensan los "adultos" cuando comentan "se lo merece" etc... etc...?

De lo de ETA... en fin, para eso sí que no me quedan ganas de comentar.

Que no nos pase ná! ...




PD: "Feliz" Año Nuevo

L o L i T a dijo...

No creo q haga falta irse a los presocraticos para identificar la idea del bien y del mal, todos nos dejamos arrastrar por el "tengo", "quiero", "ultimo modelo"...y sino, mira que zapatillas llevas!...no creo q sea malo si en ello no empeñamos nuestra felicidad!

La euforia consumista puede ser de las mejores actuaciones cómicas que se ven en la actualidad, basta con echarle un vistazo al folletito de ofertas del Corte Inglés o cquiera x el estilo y preguntarte para que coño necesitas tú una braga-faja con barillas rígidas que reduce "naturalemente" 3 tallas...ja,ja, es natural lo de embutirse como una tripa de salchicon???y un BrainTraining?...es q ya no se piensa por costumbre...ja,ja...ahora necesitamos un aparatito con accesorios para despertar tu alelada cabeza...(mas libros y menos pilas)

Yo no tengo ni idea de quien SOY, ni tengo prisa por saberlo...me gusta el camino de "hacerme"...

siempre se puede rectificar...así q es guay que nos remuevas la conciencia y nos des estos charlazos de vez en cuando! ;)

Atentamente,

Charlie dijo...

Jajajajaja Lolita, no he podido evitarlo, qué bueno lo de la braga-faja.

El sentido del humor sí que es algo más de "nuestra esencia"... :)

Saludos a tod@s,
C