martes, 17 de octubre de 2006

Introducción (y aviso para navegantes)

Para los que no soléis leer u oir nada sobre "teorías de conspiración"... Este espacio va a estar lleno de ellas. Antes de que cierres esta página pensando "otro chalado hablando sobre el 11-S, o sobre quien mató a Kennedy, o sobre si Bush es un marciano de otro planeta...", algunos apuntes para que te lo pienses dos veces.

Lo del 11-S efectivamente, está muy trillado el tema ya, pero es que la versión oficial apesta por todos lados. No digo que exista ya la explicación definitiva, digo que la que hay, tiene muchísimos agujeros negros. Puesto que ha sido un suceso que ha cambiado radicalmente el mundo en estos 5 añitos, estaréis de acuerdo en que mejor darle las vueltas que haga falta a olvidarlo o tragarnos la historia que nos han contado y apechugar con lo que venga, que ya habrá tiempo para darse cuenta de errores, ¿no? Si os soltáis con el inglés, os recomiendo ver simplemente el vídeo "Loose Change" (enlace en el panel lateral). Es tan sencillo y tan directo que no te puede dejar indiferente. Simplemente se limita a identificar cosas que no cuadran.

En cuanto al resto de "teorías conspiratorias"... Vivimos en un mundo en el que, tristemente, es muy fácil sepultar una opinión, una historia, una denuncia o un intento de exposición utilizando la dichosa palabrita, "conspiración". Vivimos en un mundo, además, en el que parece que lo que no sale en la TV o en la prensa habitual no existe. Y esto es peligroso: primero, porque nos podemos creer que el mundo es el que nosotros vemos, en el que nosotros vivimos... Y no es así, nosotros vivimos en la punta del iceberg, en el Disneylandia dentro del mundo real. Y segundo, porque tiene la inmediata consecuencia de que cualquier cosa que no interese a alguien con suficiente poder, simplemente, desaparece, no se sabe, no llega a salir nunca. Internet, los blogs, los sitios Web dedicados a estos temas y sobre todo ahora Google Video y YouTube compensan un poco esto, pero depende de nosotros, las personas, tener ojo avizor y estar despiertos y ser capaces de oir y leer cosas "no habituales" sin cerrarnos en banda. Por lo que nos pueda tocar.

Mejor leer o ver o escuchar un argumento completo y después decidir que no nos interesa, a decidirlo sin saber de qué va. Y, si sois como yo, al final os daréis cuenta de que una cosa lleva a la otra, de que cuando el río suena agua lleva, y de que hay muchas, muchísimas "conspiracy theories" y autores como para que sea todo un fraude. Que los hay, por supuesto.

Vaya esto como aviso a navegantes, simplemente. ¡Saludos!

1 comentario:

Emiliano Vozmediano López dijo...

muy muy interesante la información contenida en este blog. Ánimo adelante !!!!